Transporte en Filipinas

Filipinas es un enorme archipiélago que cuenta con un total de 7.641 islas distintas. Si vas a viajar a este maravilloso país no te quedes quieto y ¡sal a descubrir sus preciosas islas!

De todas las islas que forman Filipinas, solo unas 2.000 están habitadas. Si bien es cierto que es muy complicado llegar a todas ella, aquí te vamos a presentar 5 formas ideales de transporte en Filipinas.

Filipinas de isla en isla: ¿cómo desplazarse?

1. En Barco

El barco es una de las formas más económicas para desplazarse entre islas en Filipinas. Además, es la mejor opción para viajar a islas cercanas y se trata del medio de transporte favorito entre los filipinos.

2GO Travel es la principal naviera filipina para esto, ya que ofrece los mejores destinos del momento. Otras navieras que puedes encontrar y que también cuentan con viajes entre los principales trayectos entre islas son: Oceanjet, Trans-Asia Shipping Line o Montenegro Lines, entre otras.

Si quieres reservar un pasaje en barco para ir de una isla a otra en Filipinas puedes entrar en las páginas web de cualquiera de estas navieras, donde encontrarás toda la información respecto a trayectos, precios y horarios. Aunque debes de tener en cuenta que a veces no actualizan todos estos datos con regularidad.

Pero ¡no te preocupes! En las taquillas de cada naviera también encontrarás información importante y actualizada. Las taquillas suelen estar ubicadas en los puertos de salida y desde allí también podrás comprar el billete de barco con tres días de antelación. Si no has previsto tu viaje tendrás la opción de comprar tu pasaje el mismo día, pero te aconsejamos que lo hagas con antelación para asegurarte una plaza.

Algo muy importante para tener en cuenta es que en la mayoría de los puertos tendrás que abonar una pequeña tasa de puerto. Normalmente este pago no supera los 20 Php, aunque en el puerto de Manila, la tasa es de 95 Php.

Desplazamiento en Barco. Filipinas
Desplazamiento en barco. Filipinas

2. En Bangka

Si quieres desplazarte entre islas muy cercanas, la opción más tradicional es apostar por una Bangka. Se trata de una pequeña barca, que funciona a motor y cuenta con palos de bambú ubicados a cada lado, que consiguen estabilizar la embarcación.

Esta propuesta para desplazarse entre islas en Filipinas es ideal cuando el destino está muy cerca y te apetece hacer island shopping, buceo o snorkel.

Desplazamiento en Bangka. Filipinas
Desplazamiento en bangka. Filipinas

3. En avión doméstico

En Filipinas los vuelos domésticos son más caros que los viajes en barco, pero son la opción perfecta si no quieres perder mucho tiempo y moverte entre islas de forma más rápida.

Hoy en día las principales compañías aéreas que ofrecen este tipo de vuelos son: Cebu Pacific, Philippine Airlines y Air Asia.

Lo mejor de este medio de transporte para desplazarse de isla en isla es que el avión doméstico es muy rápido y si compras los billetes con antelación y previsión es posible que encuentres verdaderos chollos. Las ofertas con Cebu Pacific se pueden encontrar desde 1 Php. Pero ¡ojo! a este precio le tendrás que sumar las tasas aéreas, con lo que el billete de avión siempre te saldrá más caro que el barco. La buena noticia es que ahorrarás mucho tiempo y podrás disfrutar más de tu visita a la isla en cuestión.

Un ejemplo del tiempo que se ahorra en avión, respecto al barco, lo tienes con el desplazamiento entre Manila y Cebu. Si escoges el avión, llegarás a tu destino en solo una hora, sin embargo, el trayecto en barco dura unas 24 horas.

Si vas a viajar en avión doméstico en Filipinas recuerda llevar equipaje ligero y una mochila que no pese más de 7 kilos. El objetivo es que no tengas que facturar tu equipaje y pagar más tasas antes de embarcar.

4. En jeepney

Si ya has conseguido llegar a tu isla favorita de Filipinas llega el momento de moverte por ella. Las opciones para desplazarse en cualquiera de las islas e ir de un punto a otro son muy variadas. Sin embargo, la manera más barata y divertida para hacerlo es el jeepney. Se trata de un jeep largo y adaptado, con asientos a ambos lados.

El jeepney es uno de los medios favoritos de transporte en Filipinas para los turistas. Lo podrás identificar por sus llamativos y curiosos colores. Estos jeeps turísticos paran en cualquier parte, ya que no existen paradas preestablecidas. Tampoco podrás mirar las rutas en ningún cartel. La mejor forma de usar el jeepney es preguntar a los propios conductores, cuando veas una parada en la que haya muchos coches de este estilo. Allí te indicarán cuál debes tomar para ir a tu destino.

Podríamos decir que el jeepney estaría a medio camino entre un autobús urbano y un taxi convencional. El precio de un billete de jeepney varía en función de la isla o ciudad en la que estés, pero normalmente suele oscilar entre los 7 Php y los 10 Php.

Desplazamiento en jeepney. Filipinas
Desplazamiento en jeepney. Filipinas
 

5. En triciclo

Uno de los problemas del desplazamiento en Filipinas con el jeepney es que no llega a todas las calles de la ciudad, ya sea porque la ruta no pasa por allí o porque no tiene el suficiente espacio para moverse por esa zona. Además, en los pueblos más pequeños, la opción del jeepney no es viable, porque no existen.

En estos casos te proponemos que apuestes por el triciclo. Se trata de una bicicleta con sidecar, con capacidad para tres o cuatro personas. Estos triciclos tienen conductor, que te llevará a cualquier punto que te apetezca, dentro de la isla. El precio del triciclo suele rondar los 20 Php.

Como ves hay muchísimas formas para desplazarse en Filipinas. Si has decidido viajar a este exótico país podrás descubrir islas paradisíacas y maravillosas, donde el tiempo pasa de otra manera. Nuestro consejo es que prepares bien tu viaje, con la suficiente antelación, con el objetivo de poder disfrutar del mayor número de islas posibles. ¿Preparados para vivir la experiencia?

Desplazamiento en triciclo. Filipinas
Desplazamiento en triciclo. Filipinas
Anna
Anna

"Anna es Catalana residente en Filipinas, ha recorrido varias islas como turista y se ha enculturizado de tal manera que ya no puede dejar de comer mangos. Vive en Cebú desde el 2011 con Jeff, su marido cebuano y Alina, su adorable terremoto de tres años y medio."

Deja un comentario